Ejemplos clave de la  renovación del medio ambiente 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Muchas veces nos limitamos a hablar de lo mal que está el mundo, y lo drástico que está siendo el cambio climático. Sin embargo, oír de vez en cuando una buena noticia sobre el asunto nunca viene mal.

 

A finales del siglo XX, cuando la sociedad no era consciente como lo es ahora, de las consecuencias que tienen nuestros actos en el planeta, se produjeron una serie de actos muy graves para el medio ambiente. Se probaron bombas atómicas en el océano, lo cual produjo un serio deterioro del fondo marino cercano a donde explotó; Se pescaron grandes cantidades de peces, hasta el punto de casi acabar con el bacalao. Estos y otros acontecimientos marcaron el siglo XX como un siglo de catástrofes naturales provocadas por el ser humano. 

No obstante se tomaron medidas para frenar lo que podría haber sido un final fatídico, pues de no ser así, puede que hoy en día las circunstancias fueran peores. Uno de los ejemplos más significativos fue la reforestación de la selva tropical que rodea al canal de Panamá.

Selva tropical de Panamá

 

El Canal de Panamá es una de las principales rutas marítimas del mundo, sin embargo su existencia se ha puesto en peligro debido al cambio climático y la acción humana. Debido a la deforestación ilegal de la selva tropical que rodea el Canal de Panamá, y la ganadería, los ríos no están recibiendo el suficiente agua y el Canal está disminuyendo su caudal. Sin agua el canal no puede funcionar, ya que está basado en un complejo sistema de esclusas, para cuyo funcionamiento el agua es imprescindible. 

( sistema de esclusas Canal de Panamá) 

Dada la gravedad del problema, que estaba poniendo en peligro la economía mundial debido a su gran importancia mercantil, se puso en marcha un plan de reforestación de la selva tropical colindante con el Canal de Panamá. El objetivo es restaurar 1450 hectáreas de tierras agrícolas degradadas, para que de este modo el suelo retenga mayor cantidad de agua, que a su vez ayuda a preservar el correcto caudal del canal. 

Desde que se comenzó el proyecto en los años noventa hasta el día de hoy, se pueden observar grandes mejoras debido al excelente trabajo de reforestación, pues la tierra es fuerte y capaz de regenerarse con gran rapidez. Nunca es tarde para iniciar un cambio, pues los hechos demuestran que sí se actúa se obtienen resultados. 

 

La Meseta de Loes 

 

La meseta de Loes se encuentra rodeada por el Río Amarillo en China. Uno de los lugares más importantes de China a nivel cultural e histórico. Sin embargo, lo que en su momento fue uno de los lugares más ricos del país, con el tiempo y debido a la explotación de la tierra mediante cultivos y ganadería, acabó convirtiéndose en prácticamente un desierto.

 

Debido a esta notoria degradación del suelo, el riesgo de inundaciones y la escasez de alimentos, esta zona pasó a ser de las más pobres de China. Ante esta situación, en los años 90 el gobierno chino quiso poner fin a esta grave situación y se inició un proyecto de reforestación. Los campesinos que habitaban la zona fueron pagados a cambio de su mano de obra, el objetivo era construir terrazas en la laderas para que el agua filtrara mejor y de ese modo evitar desprendimientos. Se plantaron todo tipo de especies que crecían bien en el ambiente local, se controló de manera más exhaustiva la ganadería de cabras, y se construyeron presas para evitar más inundaciones. De este modo se lograría una rápida reforestación del medio. Y así fue, en 10 años se consiguió restaurar una extensa zona que hasta entonces estaba desierta y exenta de vegetación. 

 

 

Como seres humanos tenemos que ser conscientes de la capacidad de modificación de nuestro entorno, tanto como para bien como para mal. Y puesto que nos encontramos en un momento crítico de la historia, debemos dirigir nuestros esfuerzos en mejorar lo máximo posible.

Las personas que vivían en las inmediaciones de la Mesetas de Loes, pasaron de la extrema pobreza a vivir en unas muy buenas condiciones. Muchos de ellos accedieron a la universidad y han tenido la oportunidad de incrementar su nivel de vida. Todo ello gracias al enriquecimiento del suelo y el cuidado de la tierra, que contribuyó a un gran cambio para la sociedad. Cuando los humanos y la naturaleza convergen, parece que los esfuerzos dan su fruto. Y es así como debemos seguir luchando por un cambio positivo; o en este caso una regeneración del entero, para un futuro sostenible.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Suscríbite a nuetro boletín de noticias

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta recibir correos electrónicos de Econnect, que a veces pueden contener publicidad o contenido patrocinado.

También te
puede interesar