Covid-19 podría frenar la acción climática

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email


Captura de pantalla 2021-03-27 a las 10.59.17.png

A estas alturas está muy claro que la pandemia de la COVID-19 ha supuesto un grave retroceso en la economía mundial. Si bien la pandemia ha frenado significativamente la actividad de algunos sectores, como el del transporte, los efectos en el medio ambiente no son tan positivos como pensábamos.  Los impactos que el confinamiento tuvo en la atmósfera fueron notables durante los primeros meses. Los niveles de CO2 disminuyeron como nunca antes. La NASA detectó la disminución de gases desde el espacio, se veían animales paseando libremente por ciudades sin ser perseguidos por gente alrededor y las aguas de los lagos se veían más claras. Sin embargo, según Inger Andersen, directora del programa ambiental de la ONU, la huella ecológica que deja la pandemia no llega a ser buena de ninguna manera.

La desaceleración económica está provocando un corte de gastos importante en las empresas e instituciones que tienen ahora otras prioridades de inversión para levantar cabeza ante la situación a la que nos enfrentamos. Así, los esfuerzos para contribuir a una mejora del medio ambiente se ven afectados, afirma una encuesta de Deloitte. Un sondeo en el que participaron 750 líderes empresariales desvela que el 65% de los ejecutivos afirmó tener que recortar en iniciativas de sostenibilidad para poder enfrentarse a la recesión económica causada por la pandemia.

La encuesta revela como un 82% de líderes empresariales se ven preocupados por la crisis climática e intentando incrementar sus prácticas sostenibles, se han visto obligados a frenar parte de los programas que tenían pensados. Por una parte, muchas empresas han fomentado el teletrabajo para reducir emisiones. También han apostado por promover la sostenibilidad, aumentar la transparencia y trazabilidad de sus prácticas sostenibles así como un incremento en la educación respecto al tema climático. 

En cambio, un tercio de los encuestados cree que ya hemos alcanzado un punto muy crítico y que es demasiado tarde para tener acciones que realmente impacten en el medio ambiente. Así, decidiendo invertir en otras prácticas y dejando el tema sostenible el último en su lista. 

Teniendo en cuenta que los resultados de esta encuesta son “mixtos” y que un 90% de los empresarios cree que la pandemia afectará negativamente a su negocio, multinacionales y gobiernos deben sumar esfuerzos y mirar a esta situación como una oportunidad para redirigir sus gastos en sectores verdes. Además, no invertir en esfuerzos contra el cambio climático podría reducir el PIB mundial, revelan expertos  del IPCC. La amenaza de la crisis ecológica es más grave de lo que muchos negocios creen, por ello se requiere de una acción inmediata por parte de todos. 

La pandemia ha frenado los esfuerzos de prácticas sostenibles en los negocios, pero no los ha parado por completo. Ahora parece que los servicios públicos acelerarán sus impulsos, pero los negocios, según la encuesta también deberían hacer más esfuerzos por el bien del medio ambiente. Por supuesto teniendo en cuenta los riesgos que la situación económica provoca para cada empresa, no está todo perdido. No debemos olvidar que enfrentarnos al cambio climático es una lucha global en la que todos podemos contribuir. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbite a nuetro boletín de noticias

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta recibir correos electrónicos de Econnect, que a veces pueden contener publicidad o contenido patrocinado.

También te
puede interesar