SOUJI: una nueva vida para el aceite usado

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Cada día más y más personas están tomando conciencia del impacto de sus acciones en el medio ambiente. Actualmente, medidas como separar la basura, reciclar, comer menos carne o dejar de consumir plásticos son cada vez más generalizadas y predominantes. Pero un problema gigante que tenemos que abordar es el manejo del aceite de cocina usado.


oil1.jpg

El aceite vegetal tiene un uso generalizado a nivel doméstico, comercial e industrial. Solamente en el 2019-2020 se produjeron 205,74 millones de toneladas métricas de los principales aceites vegetales, pero solamente el 2.5% se reciclan o son desechadas correctamente. Un factor muy preocupante de estas cifras es que tan solo 1 litro de aceite puede contaminar 1,000 litros de agua.

En España, se estima que dos tercios del aceite usado acaba en las alcantarillas. Esto ocasiona problemas como atascos en las tuberías, necesidad de trabajos especiales en plantas de tratamiento de aguas residuales o aumento de plagas urbanas. La raíz de este problema se podría atribuir al desconocimiento o falta de conciencia acerca de este tema, ya que las principales campañas en pro del medio ambiente no abordan tanto esta cuestión. 

Es por esto que al creador de SOUJI, Sergio Fernández, se le ocurrió la idea de este producto. Cada vez que Fernández se disponía a echar el aceite usado por el fregadero, sabía que era una práctica muy perjudicial para el medio ambiente por la contaminación marítima que produce. El problema es que reciclar el aceite usado en España no es tan conveniente. Hay que colocar el aceite usado en botellas de plástico y llevarlas hasta el Ayuntamiento, en donde la municipalidad se encarga de reciclarlo para convertirlo en biocombustibles. Por esta razón, Fernández ideó un nuevo sistema, más conveniente y sin salir de casa: SOUJI.


souji2.jpg

Y entonces, ¿qué es SOUJI? Es un compuesto que, mezclado con aceite usado, se convierte en jabón líquido para usar como detergente para ropa, limpia pisos o para el lavavajillas. El proceso es muy sencillo: se filtra el aceite usado y se mezcla en las proporciones que se indican con SOUJI. Después de agitarlo fuertemente por un minuto, se produce un detergente listo para ser utilizado, 96% menos contaminante que los detergentes comunes, sin ingredientes tóxicos y muy biodegradable para el medio marino. Además, sus envases están pensados para producir el menor impacto posible en el medio ambiente.

El proceso funciona basándose en la elaboración de jabón convencional. Este proceso, llamado saponificación, une un cuerpo graso a una base y agua, y da como resultado jabón y glicerina. En los procesos convencionales, se usa un ingrediente muy corrosivo llamado sosa cáustica para la elaboración de los jabones y detergentes. La innovación de SOUJI es que no se necesita de sosa cáustica para el proceso de saponificación, cosa que asegura su manipulación fácil y no tóxica. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbite a nuetro boletín de noticias

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta recibir correos electrónicos de Econnect, que a veces pueden contener publicidad o contenido patrocinado.

También te
puede interesar