Minimalismo: 5 consejos para vivir con lo esencial

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email


Minimalismo

¿Eres consciente de la importancia y el uso de las cosas que tienes? Los seres humanos especialmente en este último siglo, tendemos a llenar nuestras vidas de “cosas” para satisfacer vacíos sentimentales. Nos hemos convertido en personas materialistas sin nisiquiera saber el valor de lo que tenemos. Por lo tanto, deberíamos preguntarnos ¿Qué es lo verdaderamente esencial?

El papel que el marketing y los anuncios publicitarios juegan en nuestra vida deja bastante que desear y es por ello que debemos ser conscientes de lo que intentan conseguir, vender MÁS. Ahí está el problema. No es la consumición, es el consumo excesivo. Las multinacionales y las empresas de industria rápida, nos incitan a consumir a través de excesivas campañas publicitarias y nosotros caemos en la trampa. Esto es algo que hoy en día se ha normalizado, pero que sin duda genera frustración y descontento en la sociedad ya que cada vez se quieren más y más cosas que no lograrán darnos la felicidad. Vivir con lo esencial hará que tu vida sea más sencilla y más plena. Una vida minimalista. 

De hecho, ciertos estudios ya han probado como los humanos, llegados a cierto punto de obtención material, no superamos nuestra felicidad por más que compremos. 

Desearía que todos se hicieran ricos y famosos, para que se dieran cuenta de que no es la respuesta – Jim Carrey 


Vida pura

Así, una vida minimalista pretende vivir con lo esencial. Esto tampoco quiere decir que te deshagas de todas tus cosas, si no tener menos de mejor calidad. Calidad sobre cantidad, esa es la clave del minimalismo. Vivir con menos cosas de las que preocuparte, te hará tener menos estrés y menos desorden. Esto implica más tiempo para ti, para cuidar de tus relaciones y más satisfacción. Tener suficiente de lo bueno es lo que te hará feliz. Usa tu mente, tu alrededor, no sólo tus cosas. 

Además de ayudarte a centrarte en lo que realmente importa, una vida minimalista reducirá la huella ecológica y empujará una economía sostenible. Al comprar menos de más calidad, la economía cambiaría a una colaborativa en la que el modelo de consumo reduciría y seríamos mas respetuosos con el medio ambiente. Uno no se siente más lleno cuanto más tiene, ¿entonces por qué comprar cosas que no necesitamos y degradar al mismo tiempo el planeta?

5 consejos para empezar una vida minimalista

  1. Empieza a preguntarte la función de cada cosa. Nunca tenemos suficiente con lo que tenemos o queremos, ¿pero de verdad lo necesitamos? Identifica el por qué de cada cosa y verás la cantidad de ellas que no aportan nada a tu vida. Si es así, deshazte de ellas. Tendrás más espacio, orden y paz. 

  2. Sacrifica cosas que no son realmente importantes en tu vida y que consumen un tiempo que podrías estar usando para algo más valioso. Puedes hacer esto apagando tus aparatos electrónicos y redes sociales un día a la semana por ejemplo. Y ese tiempo lo puedes usar para leer, hacer deporte, hablar con un amigo e incluso escribir. 

  3. Haz una limpieza de armario. Muchas veces queremos comprar porque necesitamos una prenda que no tenemos, pero muchas otras ni siquiera sabemos qué tenemos. Así que limpia y ordena tu armario. La ropa que no utilices o ya no te guste, ¡dónala! Puede que alguien le vaya a dar mucho más uso que tú y además te ocupará menos sitio. Pero recuerda que menos es más. Un jersey de mejor calidad te durará más que 5 de rebajas. 

  4. Cuida tu salud. Está claro que lo que te rodea influye en tu forma de ver la vida, pero lo primordial siempre será tu salud. Por ello, también pregúntate por qué comes ciertos alimentos y no otros. Elimina o reduce de tu vida los alimentos que puedan hacer daño a tu organismo como los ultraprocesados, el azúcar refinado, las grasas saturadas, o el aceite de girasol. Aquí puedes encontrar cómo seguir un estilo de vida a base de comida real. E igual de importante será que practiques ejercicio físico y muevas tu cuerpo. 

  5. Disfruta de la vida. Cuando te deshaces de cosas que no necesitas y dejas de pensar en las que quieres, tienes más orden y más tiempo en tu vida para dedicarte a relaciones humanas. Te puedes llegar a sentir mucho más liberado. Así que no tienes excusa, disfruta del momento presente. Disfruta del ahora. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbite a nuetro boletín de noticias

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta recibir correos electrónicos de Econnect, que a veces pueden contener publicidad o contenido patrocinado.

También te
puede interesar