Doñana, uno de los parques naturales más importante de la Península Ibérica, se seca por completo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Doñana es un parque natural situado en el sur de España, uno de los hábitats más importantes de la Península Ibérica. En él confluyen diferentes ecosistemas, tales como dunas, playas, cotos, y lo más impresionante de todo, las marismas. 

 

En este parque natural viven especies únicas, como flamencos y linces ibéricos. Además una de sus características más impresionantes es que es un lugar de paso para muchas aves migratorias que escapan de los fríos inviernos de Europa rumbo a África. Por desgracia este año, Doñana se ha secado por completo, triste realidad pero cierta. 

Desde que se secó Doñana el pasado agosto, las aves acuáticas ya no se acercan si quiera. Pero el hecho de que Doñana se haya secado no es tan novedoso, pues ha ocurrido más veces, la diferencia este año es que la Laguna de Santa Olalla, la cual se mantenía con agua todo el año, ha desaparecido, y eso sí es alarmante, pues tan solo había ocurrido un par de veces con anterioridad. De igual modo que nosotros,  revistas como National Geographic han querido transmitir a sus lectores esta preocupante situación que está viviendo Doñana. 

Fotografía antes y después:

 

 

¿A qué se debe que se haya secado Doñana?

Pozos ilegales

Turismo masivo 

Mala gestión del Gobierno 

Justicia excesivamente lenta

 

Los pozos ilegales que hay en toda España y que agotan los acuíferos de agua resulta ser una de las principales causas de la sequía de esta zona. En los alrededores de Doñana, se han abierto un gran número de pozos no permitidos, que agotan poco a poco las reservas de este parque natural.

 

 

 El agua que se extrae es empleada principalmente para el consumo vacacional, pues Matalascañas, un lugar cercano a Doñana, atrae un gran número de turistas todos los años por tanto el consumo de agua en esta época aumenta, y si a ello le sumamos el calor, la combinación se vuelve letal. No obstante el turismo no es la principal causa de extracción de agua, muchas personas emplean estos pozos para cultivo y ganado, contribuyendo una vez más a la destrucción de Doñana. 

 

El director de la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha pedido a las autoridades que se cierren lo más rápido posible estos pozos ilegales, pues de lo contrario esta situación se seguirá produciendo con más frecuencia cada año. No obstante la justicia es lenta, y al encontrarse dichos pozos en propiedad privada no es tan fácil cerrarlos. Por ello, colaborar con ONG que se dedican a la protección de este magnífico lugar, puede resultar de gran ayuda, dado que son ellos quienes toman acción en el asunto, alertando tanto a la comunidad como a las autoridades. 

 

Las consecuencias de esta sobreexplotación ha provocado que este año las aves acuáticas hayan desaparecido del entorno casi por completo. El año pasado 470.000 ejemplares disfrutaron en este preciado ecosistema, mientras que este año solo 87.500 aves, mucho menos de la mitad. 

 

Si se siguen permitiendo este tipo de prácticas, si las personas no nos concienciamos sobre la desagradable situación por la que está pasando nuestro planeta, no va a haber marchas atrás, y como bien sabemos, no hay planeta B. Hay que ser conscientes de cómo consumimos agua, ya que tener agua corriente es un lujo al que muchas personas no tienen acceso, además de ser un recurso limitado. Si queréis aprender a cómo dar un mejor uso de éste preciado recurso, aquí os dejo un artículo con 6 consejos para ahorrar agua. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Suscríbite a nuetro boletín de noticias

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta recibir correos electrónicos de Econnect, que a veces pueden contener publicidad o contenido patrocinado.