6 consejos para reducir el consumo de agua

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

En Europa estamos viviendo uno de los veranos más secos de la historia, y los depósitos de agua se han visto a niveles mínimos históricos. En varios países del continente se les ha pedido a los ciudadanos que reduzcan su uso del agua en todos los aspectos de su vida, para que las reservas alcancen a sobrevivir el verano. Sin embargo, el verano no es el único momento cuando deberíamos preocuparnos por nuestro consumo de agua. Acá te dejamos 6 consejos para reducir el consumo de agua en cualquier momento del año.

Sequía en España

¿Por qué deberíamos ahorrar agua siempre?

El agua es un recurso valiosísimo, y reflexionar sobre cuánta agua necesitamos y cuánta usamos no debería ser un esfuerzo que hacemos solamente en tiempos de escasez. ¿Sabías que ahorrar agua también ahorra energía? Normalmente no nos ponemos a pensar cuánta energía se requiere para tratar y llevar el agua a cada hogar; pero la realidad es que las compañías de agua y los acueductos son unas de las entidades que más consumen energía. Eso quiere decir que cuando ahorras agua, también estás disminuyendo tu huella de carbono.

Adoptar buenos hábitos con respecto al consumo del agua no sólo te puede ahorrar dinero, sino también te puede servir en el caso de que se decreten restricciones con respecto al uso de este recurso.

Open faucet

6 consejos para reducir el consumo de agua:

Todos conocemos el clásico “cierra la llave del agua cuando te laves los dientes” o “báñate por sólo cinco minutos”. Aquí te dejamos consejos que tal vez no habías pensado para ahorrar agua:

Llena un cubo de agua en la ducha cuando estás esperando a que se caliente: 

La espera para que el agua se caliente en la ducha desperdicia muchos litros de agua. De esta manera, puedes usar el agua que recojas para regar tus plantas o para lavar los platos.

Llena una jarra de agua y ponla en la nevera.

En vez de dejar el agua abierta hasta que salga fría, ten una jarra o botella en la nevera. Esto no solo te ayuda a ahorrar agua, sino que ayuda también a evitar el uso de botellas de plástico.

Asegúrate de llenar el lavavajillas y la lavadora de ropa.

Sorprendentemente, usar el lavavajillas puede gastar menos agua que lavar a mano. Pero esto sólo sucede si te aseguras de que esté totalmente lleno antes de prenderlo. Lo mismo sucede con la lavadora de ropa. Trata de usarlos en modo eco (si lo tienen), y también estarás ahorrando en tus facturas de agua y de electricidad.

Invierte en un mejor cabezal de ducha.

Hoy en día existen cientos de modelos que restringen el volumen del agua que sale, por lo que también mejoran la presión del agua de tu ducha.

Revisa si tienes pérdidas o fugas de agua en tu casa.

Una fuga puede desperdiciar un montón de agua muy rápidamente. Si tu factura de agua aumenta repentinamente y no le ves una razón lógica, puede ser señal de que tienes problemas de plomería.

Usa un recipiente hondo para lavar las frutas y verduras.

¿Sabías que un grifo abierto puede gastar hasta 15 litros de agua por minuto? La próxima vez que hagas la compra y laves tus frutas y verduras, trata de usar un recipiente para lavarlas una por una. El agua que te sobre la puedes usar para regar tus plantas, y así no desperdiciarás ni una gota.

Esperamos que estos consejos te ayuden a reducir tu consumo de agua (y también cuidar de tu bolsillo).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Suscríbite a nuetro boletín de noticias

Al suscribirse a nuestro boletín, acepta recibir correos electrónicos de Econnect, que a veces pueden contener publicidad o contenido patrocinado.